mascotas chile
 
chile

Mi coneja ha parido pero no le quiere dar de amamantar a sus crias ¿qué hago?


alfonso:

Las mamás conejo amamantan a sus crías durante aproximadamente 5 minutos al día, en una o dos tomas a lo sumo. Generalmente lo hacen en plena noche o al amanecer y será el único momento en el que se acerque al nido para cuidarlas. La leche materna es muy rica y llenará a los conejitos en pocos minutos, por lo que no debes asustarte si piensas que la madre no pasa tiempo con sus hijos o crees que no les alimenta lo suficiente. Para que te hagas una idea, la primera toma de leche no tendrá lugar hasta bien entrada la noche del día en que hayan nacido y no esperes que los amamante nada más nacer. Las tomas de leche son un momento muy delicado, que requieren de mucha tranquilidad y silencio. Si la madre no se siente segura a causa del ruido o de la atenta mirada de toda tu familia, puede ser que amamantar a los gazapos se convierta en algo estresante para ella y deje de hacerlo. Por este motivo, sitúa la jaula de la madre y las crías en una esquina de la jaula y lejos del ruido en una habitación pequeña, tranquila y guarnecida del frío.

Es recomendable que vayas examinando a las crías para controlar que se estén alimentando correctamente, pues es probable que no presencies la mayoría de las tomas. Debes observar el estómago de los gazapos, que salga hacia fuera como una pequeña barriguita; que su piel tenga un color rosado, no amoratado ni azul; que por la mañana temprano estén calientes; que las tetillas de la madre estén abultadas, rosadas y redondas y que se haya arrancado pelo de su vientre para despejarlas; que los movimientos de las crías no sean dificultosos; y, finalmente, que no lloren constantemente, ya que deberían permanecer todo el día quietecitos y calmados. Si lloran frecuentemente es que no están siendo alimentados.

La tarea de examinar a los gazapos debe hacerse con cuidado de no dejarles impregnados con tu olor. Antes de cogerles acaricia la piel de la madre para eliminar en lo posible tu olor personal o frótate las manos con menta. En cualquier caso, no los cojas jamás si llevas perfume, pues la madre podría rechazarlos ante un olor tan fuerte y extraño. Lo mejor es tocarlos lo menos posible hasta que sean lo suficientemente mayores para abandonar el nido por sí mismos. Haz la primera revisión al día siguiente de su nacimiento sólo para retirar aquellas crías que hayan podido morir.

carolina fuentes y conciencia animal.

Preguntó: Alfonso
Fecha Pregunta: 2004-01-03
Fuente de la respuesta: c. fuentes y conciencia animal
Fecha de Respuesta: 2004-01-04


INGRESAR RESPUESTA
IMPRIMIR  RESPUESTA
EDITAR PREGUNTA
EDITAR RESPUESTA
BUSCAR PREGUNTA


Continua buscando en Google o en nuestra página web

Google
 
Web www.conciencia-animal.cl


Consejos para viajeros y viajes seguros
Viajes