mascotas chile
 
chile

¿puedo domesticar a mis periquitos si es asi como?


Si, es posible entrenar un periquito, pero nunca esperes lograr lo mismo que un entrenamiento con un perro, por ejemplo.

Los periquitos son muy Inteligentes y cariñosos, aunque en ocasiones ruidosos. Pueden aprender algunas palabras con entrenamiento, o quizás algunos comportamientos básicos.

LA DOMESTICACIÓN

Antes de pensar en adiestrar un periquito, deberemos domesticarlo, de forma que entre el animal y el hombre se establezca una agradable relación de confianza mutua. Para este fin es necesario poseer un ejemplar joven (con el pico todavía oscuro y con las marcas onduladas que le cubren toda la cabeza).

Para domesticarlo más fácilmente se aconseja tener un solo ejemplar en casa o, por lo menos, tenerlo alojado solo en una jaula para que no tenga contracto con otros periquitos a los que, de buen seguro, dedicará su atención. Ya hemos visto lo mucho que estos animales necesitan de la compañía de sus semejantes, pero si estos faltan una persona bien puede servir para iniciar alguna "charla" o juego.

NUESTRA COMPAÑÍA ES MUY IMPORTANTE

Para domesticar un periquito es necesario pasar mucho tiempo en su compañía, porque si se deja solo sufrirá de melancolía y podrá desarrollar incluso comportamientos anómalos. Lo mejor es, por tanto, colocar la jaula en la habitación más frecuentada y hablar frecuentemente con el animal para que pueda acostumbrarse a nosotros. Dedicándole muchas atenciones, recibiremos a cambio simpáticos gorjeos y demostraciones de afecto

Cuando veamos que al acercarnos a la jaula el periquito no se asusta, podremos empezar la lección de domesticación introduciendo una mano en la jaula y ofreciéndole una golosina, un piñón por ejemplo, esperaremos que la coja directamente de nuestros dedos; todo ello, hablándole con voz suave e intentando no realizar movimientos bruscos que puedan asustarlo.

Si hemos escogido un nombre para nuestro amigo, es bueno repetirlo continuamente cada vez que le ofrecemos una golosina para que así asocie su sonido con algo agradable y acabe acercándose cada vez que lo oiga. Una vez haya aprendido a tomar sin miedo la comida de nuestra mano, podremos intentar acariciarle la cabeza y detrás de la nuca. A estos dos puntos el animal no llega para rascarse y se ve obligado a solicitar la ayuda de un compañero: si toma confianza con nosotros, se dejará acariciar con gusto e incluso él mismo se colocará en posición para recibir estas caricias.

LOS PERIQUITOS Y LA RADIO

Quienes no puedan pasar mucho tiempo en compañía del periquito pueden utilizar la radio, poniendo programas musicales que serán valorados por él como pasatiempo.

El siguiente paso es acostumbrarlo a subirse a nuestro dedo para poderlo sacar de la jaula sin exponernos a problemas para que regrese después. Si el animal se acostumbra a utilizar nuestra mano como medio de transporte no será muy difícil conducirlo de nuevo a la jaula: sencillamente, se la mostraremos sosteniendo una golosina entre los dedos.

Para conseguir que un periquito se suba a nuestro dedo hay que presionar, con el dedo índice extendido, entre el vientre y el pecho de forma que el animal se vea obligado a subirse.

Para la salud del periquito es aconsejable dejarlo realizar algún pequeño vuelo por casa, siempre vigilando que no se lastime ni estropee los objetos de la casa.

LOS PELIGROS EN CASA

  • Ventanas y puertas han de estar cerradas para evitar fugas desagradables.
  • Es aconsejable que los cristales y espejos sean oscuros, de otra manera, al no verlos, el animal puede chocar contra ellos de forma violenta.
  • Los hornillos encendidos de la cocina pueden ser causa de quemaduras graves.
  • Recipientes con agua como lavaderos, jarrones, la bañera, etc., pueden ser causa de ahogamiento.
  • Las uñas demasiado largas pueden quedar prendidas en cortinas y tapicerías.
  • La ingestión de algunas plantas puede provocar intoxicación.
  • De todas formas, cuando se decide dejar volar al periquito por casa es preferible estar presentes para evitar que puedan surgir complicaciones serias.

    Los periquitos son animales inteligentes que a veces son adiestrados para realizar algún pequeño ejercicio de habilidad, sobre todo por parte de personas del mundo del espectáculo. Siempre con mucha paciencia, se puede enseñar al animal a sostener objetos con el pico, a empujar un pequeño carrito o a tomar objetos con la pata como si esta fuera una mano. Estos son sólo algunos de los ejercicios que podemos ver en algún espectáculo, pero hay que decir que no son muchas las personas que se dedican a este tipo de adiestramiento de estos simpáticos psitácidos.

    Muchas veces nos encontramos con periquitos capaces de repetir algunas palabras. Es una capacidad bastante rara, pero esto no quiere decir que no lo podamos conseguir de nuestro pájaro. (Consúltese Cría moderna de los periquitos, del Equipo de Especialistas Domefauna, editado por Editorial De Vecchi)

    LA CAPACIDAD DE IMITACIÓN DE LOS PERIQUITOS

    Los periquitos pronuncian siempre las palabras muy rápidamente y por ello su comprensión resulta difícil. Puede suceder que nuestro animal repita alguna palabra pero nosotros no seamos capaces de entenderla.

    Como siempre, ha de ser muy doméstico y estar muy ligado a nosotros por estrechos vínculos de confianza. Hay que pasar mucho tiempo en su compañía hablándole continuamente, a ser posible repitiendo la misma palabra. Las lecciones han de tener lugar por la tarde, a ser posible a la misma hora, asociándolas siempre a alguna cosa agradable, una golosina, por ejemplo.

    Eliminando toda posible distracción, deberemos ponernos frente al animal y repetir continuamente la palabra escogida hasta que el animal demuestre un cierto interés. Cuando este decae y el alumno da señales de cansancio, hay que interrumpir la lección si no queremos conseguir el efecto contrario. Es muy difícil que el periquito repita palabras, pero no debemos desanimarnos a los primeros intentos; por algo se dice que la paciencia es la virtud de los fuertes.

    El ejemplar que no tiene compañeros le toma afecto a la persona de quien depende, la cual así puede intentar enseñarle a hablar.

    Si tenemos la suerte de poseer un periquito capaz de "hablar", podremos intentar enseñarle más de una palabra.

    Para ello deberemos tener cuidado en no cambiar el tema de nuestra lección hasta que el alumno no demuestre saberlo repetir correctamente, pues de lo contrario nos arriesgamos a crearle confusiones. Es más fácil que el periquito aprenda a repetir sonidos que oye en casa, como el goteo del agua de un grifo o el chirrido de una puerta.

    Preguntó: roberto
    Fecha Pregunta: 2004-01-16
    Fuente de la respuesta: http://users.servicios.retecal.es/isidrogg/domesticacion.htm
    Fecha de Respuesta: 2004-01-17


    INGRESAR RESPUESTA
    IMPRIMIR  RESPUESTA
    EDITAR PREGUNTA
    EDITAR RESPUESTA
    BUSCAR PREGUNTA


    Continua buscando en Google o en nuestra página web

    Google
     
    Web www.conciencia-animal.cl


    Consejos para viajeros y viajes seguros
    Viajes