ARTICULO
IMPRIMIR
BUSCAR

http://www.conciencia-animal.cl
ADIESTRAMIENTO DE PERROS
Independientemente de la raza y el tipo de adiestramiento canino, los perros poseen una serie de conductas que le son propias y que estarán siempre esperando manifestarse. No obstante, a pesar de haber nacido para vivir entre perros, una buena educación canina o adiestramiento le ayudará a aprender a convivir sin problemas con las personas, respetando la esencia de su forma de conducta originaria.

Adiestramiento de perros

Para el perro, al igual que para las personas, el proceso de adiestramiento implica aprender, lo que significará acumular conocimientos y ponerlos en práctica.

Un perro aprende siempre, por lo que la misión de su dueño, será influir en el contenido de ese aprendizaje. El dueño debe ejercer autoridad sobre el perro, pues si no es así está renunciando a educarlo, y el perro se convierte en su propio maestro y pone en práctica el comportamiento característico de su especie, evitando lo que le molesta, y repitiendo lo que lo reporta algún beneficio.

El adiestramiento básico del cachorro debe comenzarse a partir de los cinco io seis meses de edad. En este período, es un error intentar educar al perro seriamente, algo que no se puede hacer hasta que el animal tenga un año.

Durante las primeras semanas sólo se deben dedicar unos minutos diarios a la educación, para posteriormente, ir aumentando la duración de las clases.

Lo primero que debe aprender un cachorro es su nombre. Las palabras bisílabas con una o dos vocales fuertes son mas aconsejables. El nombre debe ser utilizado con frecuencia, pronunciándolo de modo claro, animado y mirándolo de frente.

Dígalo mientras juegan juntos, lo acaricia o le da comida. Procure también entablar una relación no verbal, encuadrando sus ojos con una mano, logrando así su atención, y pronuncie nuevamente su nombre.

Luego es necesario que se le enseñen las siguientes órdenes:

Siéntate

Situar una mano sobre la cabeza del cachorro juntando el pulgar y el índice, como si le diera algo de comer, y llevándola en dirección al animal. Cuando el perro mire atentamente la mano, muévala hacia atrás, y si la sigue con la mirada, seguramente se sentará, cuando lo haga diga siéntate. También se puede hacer ejerciendo una leve presión sobre la grupa del perro, impartiendo la misma orden.

Echate

Una vez que sepa sentarse, no será muy difícil enseñarle a echarse. Al darle la orden de sentarse, al haberlo hecho, el adiestrador se sentará en cuclillas junto a él, y atrayendo las patas delanteras hacia adelante y al ejercer una ligera presión sobre los omóplatos, el animal adoptará la posición deseada, y se le da la orden échate procurando que no se levante. La lección termina con una efusiva felicitación, siempre y cuando el perro haya acatado la orden.

Avanza

Teniendo el perro con su correa, se sienta el perro a la derecha del adiestrador, y mientras da la orden avanza, el adiestrador comienza a andar con el pié izquierdo, dando un ligero tirón de la cadena.

Siempre se debe seguir el paso del cachorro, andando en su misma dirección y a idéntico ritmo. Los desvíos se corrigen con ligeros tirones de la cadena. Una vez que haya aprendido a obedecer, se pueden introducir ligeras variantes: haciendo ochos, zig zag, etc. No hay que olvidar felicitarlo cuando lo haga correctamente.

Quieto

Mientras las otras instrucciones se dan con autoridad, a la orden de quieto hay que darle una entonación mas relajada.. Se sienta el cachorro a un lado del adiestrador, manteniendo la palma de la mano derecha frente a la cabeza del animal y se pronuncia la palabra quieto.

Mientras, se avanza tranquilamente un poco hacia adelante, hasta colocarse frente a él, manteniendo la correa firme para evitar que el animal avance. Si logra ponerse en pié habrá que corregirlo diciendo No-siéntate- quieto para que recupere la posición.

En principio deberá mantenerse sentado de 10 a 15 segundos, lo suficiente para que el adiestrador se aleje, permanezca unos instantes frente a él, y vuelva a colocarse a su lado. Luego hay que ir aumentando poco a poco el tiempo que el cachorro ha de permanecer quieto, lo cual se hará cuando haya aprendido a hacerlo sin ayuda.

El aprendizaje de estas órdenes básicas, son necesarias para comenzar cualquier etapa mas avanzada de adiestramiento, lo cual da al cachorro sus primeros conocimientos en obediencia.

Fecha: 2003-10-23

Fuente: http://www.mascotamigas.com


Links relacionados:
. http://www.mascotamigas.com/adiestramiento_canino.htm