sanimales

TAROT Y ANIMALES

En el tarot, el arcano de La Luna (ARCANO XVIII), nos orientará a través del sinuoso camino de la superación, cuando nos encontramos perdidos o desorientados. Para ello el Tarot utiliza algunos símbolos, entre ellos algunos símbolos animales:

- Un sendero.
- Un pantano.
- Un cangrejo.
- Una tierra fértil.
- Dos perros, o quizás un perro y un lobo.
- Dos torres.
- La luna.
- Gotas de energía que suben hacia la luna.

El símbolo del Cangrejo en el tarot

Tarot y símbolos animales

En el tarot los símbolos dispersos se van entrelazando y reforzando mutuamente hasta formar en nuestra mente, durante la lectura, un todo superador distinto para cada uno de nosotros. Ese es el gran poder del símbolo: ser siempre el mismo y al mismo tiempo decir verdades diversas.

Así veremos como aparece Hércules y dos de sus famosos trabajos. Ellos están simbolizados en "el pantano", "el cangrejo" y "el perro Cerbero".

Para el Tarot, el significado del inconsciente, y de lo primitivo que existe en nosotros, aparece no sólo en las aguas del pantano, y en la Luna, sino también a través de los animales. El cangrejo y los perros hacen referencia clara a nuestra naturaleza inferior (más esencial).

En el Tarot también veremos referencias al mundo del más allá. Al ir recorriendo el sendero de la vida aparecerá su contrapartida, la muerte. Aparecerá el Mundo de los muertos cuya entrada se encuentra custodiada por el perro Cerbero. La luna, que nos mostrará su cuarto menguante, dirigiéndose inexorablemente hacia su muerte. Tendremos también otra referencia a los límites del mundo humano en las Torres que indican el portal a "otro mundo". Finalmente el pantano, siempre listo para tragarnos y llevarnos contra nuestra voluntad a submundos infraterrenos.

En el Tarot veremos cómo todo el viaje se realizará en el mundo de la dualidad: la vida y la muerte, el perro blanco y el negro y las torres.

Es la primer advertencia de este arcano. Nos indica que durante todo el recorrido que propone esta carta, estaremos influenciados por LA LUNA.

Para el Tarot, todo esta entrelazado y la primera advertencia, para comenzar nuestro viaje dentro del territorio de la luna es actuar en armonía con sus mandatos. La Luna es la Reina, y en sus territorios, queramos o no, somos sus súbditos.

Existe una segunda advertencia, antes de emprender el viaje, sus territorios son terrenos propicios para la confusión, y el error. Allí nuestra percepción del verdadero mundo exterior estará afectada. Pero no se trata solamente del error y la confusión, ahí podemos ser víctimas también del ardid, de la astucia, del engaño de todas sus formas.

Este es el territorio propicio para que nuestros enemigos busquen estafarnos, pero también autoengañarnos con fantasías exageradas y el creer posibles empresas descomunales mucho más allá de toda factibilidad.

La influencia de la Luna puede producirnos además efectos indeseados sobre nuestros sentimientos. Puede hacernos caprichosos, llevarnos hacia una conducta errática, al desorden, a la duda que impide resolver nuestros problemas.

Una última advertencia a considerar, el territorio de la luna es aquel donde se mueven las "fuerzas oscuras del mal". Por lo dicho, nunca entremos entonces en terrenos de nuestro inconsciente sin saber los peligros a los cuales nos exponemos.

Símbolos del Tarot: Arcano XVIII

El Sendero

La imagen nos muestra un sendero angosto y sinuoso. Comienza su recorrido bordeando el pantano, luego pasa entre los perros, se desliza entre las torres y se pierde a lo lejos.

¿Por qué un sendero?. Dicen que amplio es el camino de la perdición y estrecho es el sendero que nos lleva a Dios. De este modo, simboliza el camino a seguir para llegar a la luz.

Esta es la etapa final de un viaje que se inició hace mucho tiempo. Un viaje de tipo circular, que va repitiendo la humanidad. Hemos partido de Dios para encarnar y en el cual la última etapa es reencontrarnos con él. Buscamos así "religarnos" con lo divino. Volver a unirnos al todo.

Simbólicamente la Luna que, periódicamente, muere y renace, trayendo su luz difusa sobre la tierra, nos recuerda el viaje.

Estamos en la etapa final, el momento más oscuro, si encontramos el sendero y lo seguimos, podremos salir finalmente del territorio de la oscuridad y entrar a la luz.

Este sendero que recorreremos es una construcción humana. Fue realizada por aquellos que nos precedieron en el camino hacia la luz, lo han preparado para nosotros. Debieron construirlo en forma sinuosa, a efectos de poder evitar los obstáculos y los peligros del camino. Así el sendero nos permitirá bordear con seguridad el pantano, nos conducirá entre los perros y superando las torres podremos reencontrarnos con la Luz.

Pero el sendero no puede esperar. Debemos apurarnos a emprender el camino, no hay tiempo que perder. Observemos que la luna está en cuarto menguante, y que cualquier demora, nos enfrentará a la oscuridad total, impidiendo que veamos el sendero que puede llevarnos a destino.

Así puestos presurosos en camino, nos enfrentaremos a la primera prueba, la del pantano.

El Pantano

Nos recuerda el mito Griego de Hércules. Hace referencia al Pantano de Lerna. Ahí donde él luchó con éxito contra Hidra y fue atacado por el cangrejo.

A este pantano, debemos bordearlo con cuidado. Ingresar al pantano implicaría quedar "empantanados", atrapados en el pasado, en las fantasías del inconsciente, en sus terribles aguas. No entraremos pues en sus terrenos fangosos, que amenazan tragarnos.

El Pantano para tragarnos busca atraernos con su espejo de agua. Este espejo puede embelesarnos con sus imágenes invertidas, puede hacernos entrar en su mundo de fantasías. Un mundo irreal, de formas equivocadas y distorsionadas. Mundo ilusorio y de imaginación. Así el que confunde la realidad con su reflejo, se perderá irremediablemente en estas aguas que simbolizan el inconsciente puede ahogarnos.

Pero el pantano no es sólo símbolo de las aguas del inconsciente, simboliza también otras aguas: las aguas uterinas y, por lo tanto, hace referencia al nacimiento y a la maternidad. Además de referenciar a la creación del humano también remite desde la pequeña planta, a la creación del mundo todo. De este modo, el arcano se encuentra asociado con el nacimiento de todas las cosas.

Además nos relaciona y vincula con lo femenino que hay en nosotros. Llama a las mujeres y a los hombres a descubrir la profundidad de sus propias energías femeninas: lo pasivo, la intuición.

Pero la intuición no es suficiente, para evitar caer en el pantano, también tendremos que aprender a movernos en este mundo de tenues luces y de grandes sombras utilizando nuestro intelecto. Éste, como instrumento para nuestro pensamiento, nos permitirá llegar a la verdad, razonando aquello hacia lo que nos empuja el instinto y la intuición.

La intuición que viene dada desde lo alto y que nos conecta directamente con Dios, está amplificada y simbolizada por La Luna. A través de ella nuestra intuición se manifiesta.

La intuición e intelecto son, entonces, dos características de nuestro ser que nos permitirá avanzar, pero es el tercer factor, el instinto, la característica que nos relaciona con la esencia del mundo animal.

Compartir este artículo

Tarot-y-animales

Fuente: Dr. Dino Ricardo Deon

Link relacionado:
http://www.deon.com.ar/87tarot.html


Disponible en sección: Místico

Imprimir: Tarot y animales



Continua buscando en google o en nuestra web


Web www.conciencia-animal.cl



 



AAA

dodo2013-07-25
no informa tanto

jennifer


animales

Copyright © 2003-2008
Todos los derechos reservados