sanimales

TRAUMATISMOS

Es cierto que la medicina veterinaria cuenta cada día con más armas para salvar a los animales, de hecho la morbilidad y mortalidad de la mayoría de las enfermedades han disminuido considerablemente, o por lo menos tienden a hacerlo.


Sin embargo, los traumatismos y sus efectos secundarios van aumento. Es por eso que es importante para los veterinarios detenerse a analizar la situación, clasificar las probables etiologías del trauma, reconocer los factores que las provocan y, por último, determinar los tratamientos más apropiados.


Trauma es toda lesión de los tejidos que haya sido causada por agentes mecánicos, generalmente externos. Estas lesiones se dan con frecuencia en animales de compañía, de hecho en un trabajo de investigación que realicé para la universidad, calculé que aproximadamente el 12% de los pacientes que ingresan a una clínica o centro veterinario lo hacen por traumas y que gran parte de ellos son perros. La tasa de mortalidad en estos casos es cercana al 9%, incluyendo la alternativa de la eutanasia.


Para explicarlo de una forma simple, el trauma es toda energía (principalmente Cinética, también Potencial) recibida por el organismo que sobrepase los mecanismos de defensa de éste, causando así una variación en la dirección de las fuerzas y venciendo la capacidad elástica de tejido óseo, ligamentos y tendones, además de deformar las estructuras normales de los distintos órganos y tejidos nobles.


La principal causa de traumatismo y muerte debido a éste, son los atropellos producidos por automóviles. No obstante, existen otras causas que han incrementado los traumatismos en el último tiempo, tales como caídas desde altura, heridas por armas de fuego, peleas entre animales, lesiones por elementos punzantes, lesiones por aplastamiento, quemaduras y abusos por parte del ser humano. Algunas causas menos frecuentes son las quemaduras eléctricas, barotraumatismos producidos por aumento de presión (explosiones), ingesta de cuerpos extraños, ahogo, hipotermia, congelación e insectos venenosos, arácnidos y reptiles.


Lesiones especificas:


a) Cuando un animal cae desde gran altura sufre traumatismos múltiples o, definitivamente, la muerte. En el caso de caídas desde alturas, las lesiones de tejidos blandos pueden ser laceraciones, neumotórax, luxaciones, avulsiones, empalamientos, abrasiones, lesiones cerebrales, desgarros de las vísceras, desgarro muscular o una ruptura diafragmática.


b) Otro tipo de lesión son las por fricción o traumatismos frenérgicos, que son algo común en perros y gatos. Las avulsiones de tejido blando se extienden frecuentemente hasta los huesos de las extremidades.


c) Aunque las heridas penetrantes son normalmente de baja energía, el peligro principal es la contaminación por el ingreso de agentes por el mismo objeto causante o por contaminación secundaria.


d) Las lesiones por arma de fuego son poco frecuentes en animales que se encuentran en zonas urbanas, sin embargo los más afectados son los gatos atacados con postones. En un principio toda lesión causada por arma debe ser considerada como grave debido a la gran cantidad de energía que afecto la zona y el poder de penetración del proyectil.


e) Las lesiones producidas por peleas de animales tienen distinta gravedad, la que se determina por la zona de mordedura y el tamaño de agresor.


f) Las lesiones por atropello son las de mayor morbididad y mortalidad en los animales, ya que más de la mitad de los pacientes presentan lesiones esqueléticas importantes como fracturas y luxaciones. La pelvis es la zona ósea que con más frecuencia se fractura. Podemos señalar que la causa más común de mortalidad por atropello son los grandes traumatismos sobre órganos del tórax, abdomen y cabeza.


El tratamiento inicial para estos casos debe considerar rápidamente el establecimiento de prioridades en el tratamiento de lesiones obvias, ciñéndose a protocolos como el ABC, método que consiste en determinar y evaluar rápidamente si el paciente tiene la vía aérea expedita, si ventila y cómo está su circulación o perfusión. Luego se determina el grado de conciencia y posteriormente se realiza la reanimación de la hipoventilación e hipoperfusión, la cohibición de las hemorragias, la prevención de lesiones iatrogénicas adicionales(provocadas por el Hombre).


El tratamiento quirúrgico requiere de un especialista y de un postoperatorio meticuloso. La detección de lesiones no diagnosticadas y la comunicación con el propietario del animal son vitales para tener éxito en el tratamiento.


Factores de Riesgo


El Hombre


En muchas ocasiones, el animal debe ser atendido debido a un traumatismo que fue provocado por humanos en forma intencional. Pese a que esto es más común de lo que uno cree, es difícil estimar el porqué o el porcentaje de ocurrencias, pues siempre se produce una mala información por parte del dueño acerca del animal, ya que no siempre se acudirá al veterinario y si se hace no se declarará la causa real de los traumatismos.


La poca o nula vigilancia por parte del amo a su mascota también constituye un importante factor de riesgo. Cerca del 75% de los casos en que el animal sufrió heridas resultantes de accidentes como atropellos, peleas o factores desconocidos, sus dueños no se encontraban cerca ni estaban preocupados por ellos. En estos casos el hombre es culpable, pero no directamente.


Edad y sexo


La edad y el sexo también son factores que deben tenerse en cuenta. La práctica permite deducir que los traumatismos son más frecuentes en los animales jóvenes, los que por su corta edad no han desarrollado aun ese instinto de supervivencia que lleva a los mas experimentados a evitar riesgos de accidentes.


En cuanto al sexo como factor de riesgo, es sabido que los machos son más callejeros que las hembras. Ellos defienden a muerte su territorio, pelean por hembras y las siguen ciegamente cuando están en celo, por lo tanto están más expuestos a los peligros de la calle como atropellos y peleas. Las hembras, en cambio, son más susceptibles a lesiones como quemaduras y caídas, claro que en el mismo porcentaje que los machos.


Especie


Los factores de riesgo también varían según especie. Los perros tienen mayor probabilidad que los gatos de ser atropellados o caer desde alturas y los gatos presentan mayor porcentaje de lesiones por peleas, proyectiles como postones y lesiones punzantes que se hacen al pasar por las rejas.


Estación del año


Durante el celo son mucho más frecuentes los atropellos, estableciendo una clara diferencia entre machos y hembras.

Compartir este artículo

Traumatismos

Fuente: www.mascotasana.cl

Link relacionado:
http://www.mascotasana.cl/reportajes/reportajesanteriores/anteriores/r


Disponible en sección: Mascotas
Recomendamos: www.enbuenasmanos.com/seccion/mascotas.asp

Imprimir: Traumatismos



Continua buscando en google o en nuestra web


Web www.conciencia-animal.cl



Fotos:

 



AAA

dodo2013-07-25
no informa tanto

jennifer

PELEAS DE PERRO2005-12-01
DICE , ESA PERSONA CON INTELIGENGIA PRIMITIVA "POR QUE NO DEJAR LAS PELEAS DE PERROS SI LO LLEVAN EN LA SANGRE" PUES QUE LO HAGA ÉL, PUES LOS HUMANOS TAMBIEN LO LLEVAN EN LA SANGRE, TANTO QUE SI NO EXISTIERA EL TEMOR A DIOS Y LAS LEYES, EL SER HUMANO ESTARÍA EN EXTINCIÓN, Y TALVES PARA EL PLANETA SERÍA MEJOR...................


Peleas de perros2005-09-28
me extraña que personas que se crean con dos dedos de frente pueda aprobar ese tipo de crueldad, los animales no son objetos, son consiencias vivas, pueden sentir, no por que sean inteligencias inferiores la gente va a tener el derecho de tratarlas asi, aprovechandose de su nobleza, sabiendo que ellos no se pueden quejar, son seres debiles... hay muchas meneras de ganar dinero, ¿porque usar la manera mas covarde?.


peleas de animales2005-08-15
YO OPINO QUE LAS PELEAS DE ENIMALES SON UN ARTE Y PREGUTO : `¿POR QUE NO DEJAN QUE PELEEN SI LO LLEVAN EN LA ZANGRE ?



animales

Copyright © 2003-2008
Todos los derechos reservados