sanimales

EL COMER CARNE IMPIDE LA EVOLUCIóN ESPIRITUAL

La ciencia materialista ha observado que la gente que consume carne tiene un riesgo mayor de desarrollar arteriosclerosis, cardiopatía isquémica, apoplejía, enfermedad diverticular colónica, cáncer de colon y cáncer de mama.

La carne contiene niveles altos de colesterol y otras grasas. Si una persona tiene demasiado colesterol y otras grasas en su sangre, tienden a formarse depósitos de grasa en las arterias, lo cual las estrecha y dificulta la circulación sanguínea. Si un coágulo de sangre se aloja en una arteria estrechada que riegue el corazón o el cerebro, la circulación en una porción del músculo cardiaco o el cerebro puede interrumpirse y resultar un ataque al corazón o una apoplejía.

La carne contiene poca fibra. La fibra, cuando alcanza el intestino grueso, atrae agua al tracto intestinal de forma que el contenido intestinal no se vuelva demasiado duro. La fibra ayuda a estimular el peristaltismo intestinal, lo cual ayuda a movilizar su contenido.

Cuando el contenido del intestino se mueve con facilidad, existe un peligro menor de enfermedad diverticular (en la cual se forman dilataciones en la pared intestinal y se acumulan heces y bacterias en dichas dilataciones) y menos peligro de apendicitis. Cuando el contenido del intestino no permanece mucho tiempo en él, existen menos oportunidades para que las bacterias produzcan carcinógenos y, por consiguiente, menor riesgo de cáncer de colon.

La carne favorece el crecimiento de más bacterias anaerobias en el intestino, que producen carcinógenos, mientras que una dieta vegetariana favorece más bacterias anaerobias en el intestino, las cuales no producen carcinógenos.
La sangre venosa de todos los animales está cargada de dióxido de carbono y otros productos nocivos, en su camino hacia el riñón o los poros de la piel para ser expulsados como orina o transpiración. Estas sustancias repulsivas se encuentran en todas las partes de la carne y cuando tomamos tal alimento, llenamos nuestros cuerpos de venenos tóxicos.

La carne contiene urea y ácido úrico, los cuales tienden a producir gota o artritis gotosa. En nuestros días, muchos ganaderos alimentan su ganado con hormonas, tranquilizantes y antibióticos. El dietiletilbestrol, la hormona estrogénica sintética empleada para engordar el ganado, ha sido identificada como carcinógeno. Muchos pescados que llegan al mercado han crecido en aguas contaminadas por residuos industriales, plomo y mercurio.

Los científicos materialistas han observado, además, que las personas que toman principalmente proteína animal (carne, huevos, leche) no pueden mantener un ejercicio físico vigoroso tanto tiempo como las que reciben una dieta de carbohidratos complejos (pan, patatas, maíz).

Los clarividentes observan que las células de los cuerpos vegetales y animales llevan con ellas unos componentes invisibles que no son detectados por los científicos materialistas. Las células vegetales están impregnadas de éter que, al ser comido el vegetal, ayuda a vitalizar el cuerpo etérico humano.

Las células animales contienen poco éter porque el cuerpo etérico del animal abandonó al cuerpo denso cuando éste fue sacrificado. En vida del animal, su cuerpo de deseos individual interpenetraba las células de su cuerpo físico y trabajaba sobre ellas, impregnándolas con las pasiones y deseos del animal. Cuando la carne del animal es ingerida tiende a estimular las pasiones animales (ferocidad, malas artimañas y depravación) en el hombre. Las células del cuerpo animal están más individualizadas que las de las plantas y, por consiguiente, se requiere más energía para dominar las células animales y sujetarlas a la voluntad de quien las emplea como alimento.

Los clarividentes observan, además, que los animales son seres evolucionantes que encarnan para ganar experiencia. Cuando los humanos acortamos la vida de un animal, obstaculizamos la evolución del animal. Aunque las plantas también son seres evolucionantes, cuando la fruta está madura ha alcanzado su finalidad, que es actuar como matriz de la semilla en maduración. Si no es comida, decae y se desperdicia.

Cualquier huevo o semilla está desprovisto de vida en sí misma. Si se le proporcionan las condiciones adecuadas de incubación o suelo, la vida entra en ella, aprovechando así la oportunidad proporcionada para producir un cuerpo físico. Si el huevo o semilla es cocinado, triturado o no se le dan las condiciones necesarias para la vida, la oportunidad se ha perdido y eso es todo.

Los clarividentes también advierten que durante la evolución todos los hombres están destinados a desarrollar poderes clarividentes y espirituales que los capacitarán para ver seres espirituales y pronunciar la palabra creadora. Mas antes de que estos poderes puedan ser confiados a los hombres, ellos deben volverse inofensivos como palomas ya que de otro modo tenderían a volcar sus poderes hacia propósitos tan egoístas y destructivos que serían una amenaza inconcebible para otros.

Cuando las personas deciden dejar de comer carne deben reorganizar su dieta de forma que obtengan suficientes proteínas de otras fuentes. Leche desnatada y lácteos, guisantes, nueces, semillas y cereales enteros son buenas fuentes de proteína. La mayoría de las frutas y vegetales contienen algunas proteínas.

Las proteínas se componen de aminoácidos. Durante la digestión las proteínas se descomponen en sus aminoácidos constitutivos, con los cuales se construyen nuevas proteínas que el cuerpo puede emplear. Existen ocho aminoácidos esenciales para los adultos (diez para los niños). Son esenciales porque el cuerpo humano no puede sintetizarlos en cantidades suficientemente grandes como para satisfacer sus necesidades.

Los ocho esenciales deben llegar al estómago con una separación de menos de cuatro horas entre ellos y en ciertas proporciones para ser empleados eficientemente por el cuerpo. Si un aminoácido está presente en cantidad menor que la ideal, la utilización de todos los demás será menor.

Lappe, Frances M. Diet for a Small Planet, Rev. ed. New York: Ballantine, 1975.

Compartir este artículo

El-comer-carne-impide-la-evolución-espiritual

Fuente: Ciencia y Religión

Link relacionado:
www.elsaglober.netfirms.com


Disponible en sección: Místico

Imprimir: El comer carne impide la evolución espiritual



Continua buscando en google o en nuestra web


Web www.conciencia-animal.cl



 



AAA

dodo2013-07-25
no informa tanto

jennifer

animalitos2004-11-26
Cada ser tienes su proposito en esta vida, nosotros no somos la excepcion, asi como se condena la muerte de un igual se debe condenar la de un ser distinto... que nos hace pensar que si somos capaces de comer animlaes no teminaremos comiendonos entre nosotros??... esta visto que la locura humana esta en ascenso...

Cordura señores!!... los animlaes no vinieron al mundo PARA nostros sinno COMO nosotros.

Saludos.

Stratosfera


LOS HERMANITOS MENORES2004-10-19
LOS HERMANITOS MENORES NO FUERON HECHOS PARA SER COMIDOS, NI PARA TORTURARLOS NII NADA PARECIDO.

TODOS SOMOS IGUALES A LO OJOS DE DIOS ,ELLOS ESTAN ACA SOLO PARA ENTREGARNOS AMOR , ADMIRACION...

ELLOS A PESAR DE QUE NOSOTROS AVECES LOS RETEMOS POR QUE SE PORTAN MAL,ELLOS NO AMAN Y SOLO ESPERAN UN GESTO DE CARIÑO Y SON INMENSAMENTE FELICES

NOSOTROS SOMOS SUS HERMANOS MAYORES POR LO TANTO DEBEMOS PROTEGERLOS COMO TALES

GRACIAS POR QUE HAY GENTE QUE SE PREOCUPA POR ELLOSCUENTEN CONMIGO PARA LO QUE SEA TRATARE A LA BREVEDAD POSIBLE SER SOCIA



JEVELINE PIZARRO



animales

Copyright © 2003-2008
Todos los derechos reservados