sanimales

LAS COLAS -LENGUAJE Y CUIDADOS-

Ya sea que se agiten con deleite canino o se azoten con furia felina, las colas de las mascotas tienen muchas historias que narrar.

Las colas de las mascotas tienen un lenguaje propio, bajan cuando la vida es triste y suben cuando todo es fantástico. Las colas pueden mostrarse despreocupadas o deprimidas, alertas o adormiladas, llenas de energía nerviosa, como un pié que golpetea.

Sin embargo estos energéticos apéndices, pueden meterse en problemas, como debajo de la llantas de un vehículo, en el camino de una mecedora, o debajo de nuestros propios pies.

La cola es una extensión de la espina dorsal, y una fractura en una cola puede tener graves consecuencias. Es posible reconocer una cola fracturada pues la parte dañada cuelga suelta. Si sospecha una fractura de la cola, es necesario la asistencia del veterinario de inmediato, pues aunque hay algunos casos que pueden sanar solos, en la mayoría de los casos el daño es permanente, y puede ser necesario cortarlas para prevenir lesiones mayores en el futuro.

También puede ocurrir el caso de mascotas, que no dejan a su cola en paz, llegando en algunos casos a atacar su cola con tanto ímpetu, que se infieren lesiones graves.
No es raro que perros y gatos de pronto se sientan fascinados por su propia cola, giran como bailarines, y a veces después que empiezan a mordisquear, no saben cuando parar.

Un cierto grado de juego con su cola, es normal, siempre que no se cause lesiones, pero si su mascota no deja de cazar y atrapar su propia cola de forma continua y produciéndose daño, déle algo de distracción con algún juguete, y si persiste, es conveniente ver al veterinario para que le dé solución a este problema.

Si su mascota rasca o mordisquea su cola en sus regiones bajas, es necesario revisar si hay pulgas, que son en muchos casos responsables de estos mordisqueos desesperados, si es así tratar con antipulgas.

Otra causa, puede ser la inflamación de las glándulas anales. En este caso, su veterinario indicará el tratamiento adecuado.

Si observa que la cola de su mascota está sensible, le duele, tiene áreas sin pelo, es probable que haya una infección. Su veterinario le dará la medicación conveniente según el caso.

Así que OJO con las colas de nuestras mascotas, cualquier detalle no debe despreciarse por tratarse "sólo de la cola", es necesario atenderla pronto, pues puede traer serias complicaciones.

Compartir este artículo

Las-Colas--lenguaje-y-cuidados-

Fuente: MascotAmigas™


Disponible en sección: Mascotas
Recomendamos: www.enbuenasmanos.com/seccion/mascotas.asp

Imprimir: Las Colas -lenguaje y cuidados-



Continua buscando en google o en nuestra web


Web www.conciencia-animal.cl



 



AAA

dodo2013-07-25
no informa tanto

jennifer


animales

Copyright © 2003-2008
Todos los derechos reservados