sanimales

NIñOS Y VEGETARIANISMO

El doctor Boldrini piensa que la alimentación vegetariana tiene que ser muy cuidadosa porque se puede caer en fanatismos peligrosos. “Si entendemos como vegetariano el no comer carne o proteína animal, me parece sano. De hecho cada vez uno se encuentra más con niños que naturalmente tienen aversión a la carne, no les gusta. Aquí han llegado familias muy preocupadas con sus niños tratando de buscar tranquilidad porque son familias muy carnívoras, pero de repente un chiquillo de 6 años dice ‘no voy a comer más carne porque no quiero’, por no comerse a los animales, es una postura bien filosófica. La mamá se preocupa, sin embargo porque ese niño no la necesita y lo ha visto muy bien sin comer carne. Tiene sustitutos de eso si toma leche, come huevos y cereales, es decir tiene un aporte de proteínas que asegura su desarrollo y crecimiento nutricionales completos”.

Boldrini enfatiza que los niños pueden ser perfectamente ovolacto vegetarianos, pero no vegetarianos estrictos, ya que es fundamental que consuman leche y huevos, debido a que ambos alimentos son la fuente más valiosa para que obtengan las proteínas y vitamina B12 que necesitan para crecer y desarrollarse normalmente.

Aclara que muchos niños quieren hacerse vegetarianos por una postura de los papás y ahí hay que ver si es lo más adecuado para ese niño: “Los hijos de repente quieren comerse un tuto de pollo o estar con un pedazo de carne en la boca, si la necesitan tienes que darle... Hay algunos chicos que andan desanimados, con falta de energía, tienen que comer carne, ellos no están preparados todavía para eso”, afirma.

Recalca que todo cambio en términos nutricionales tiene que ser paulatino de lo contrario la persona o el niño se enferma. “Es distinto ese niño que dice que no quiere comer carne, que es como alma en pena, afectado, no aterriza, sin interés por la vida, somnoliento, no basta con darle fierro tienes que darle carne igual, hay que convencer a los papás que ese niño todavía no está listo para ser vegetariano”, dice el pediatra.

Continúa explicando que un chico está preparado cuando él mismo no quiere comer carne, no por una postura religiosa o filosófica de los padres. “Si la escupe y no quiere comerla o la masca y no se la traga ese niño puede ser vegetariano, eso es natural. Hay un camino que se va dando pero hoy hay muchos niños que ya vienen así, son los tiempos, hoy vienen con un nivel de conciencia mucho más amplio”, recalca.


MÁS CONCIENCIA, MENOS CARNE. Ximena Padilla es ovolacto vegetariana, tiene dos hijos, Sebastián de 12 y Zoé de 9 años, a los cuales ha criado bajo el mismo método. “Yo me hice vegetariana por conciencia frente a los animales. Es rica la carne pero también es ‘rico’ comerse a una guagua. Uno puede vivir bien sin sacrificar animales. Primero partí comiendo sólo animales silvestres y de a poco te concientizas. Hasta hace un año comía mariscos y ya no. Mis hijos tienen un peso y un desarrollo normal, somos delgados por contextura... los llevé al dentista y él preguntó ¿son vegetarianos? Porque no tienen ningún problema en los dientes. Ser vegetariano también significa saber de nutrición y me fijo de que estemos bien alimentados. Mis niños nunca se han enfermado y me lo explico por el sistema de vida. Creo que es un proceso y si estás listo perfecto, es personal y si no, no”.

En cuanto a los estudios acerca del tema, hay muchos que afirman que es perfectamente posible criar niños vegetarianos, mientras otros hacen ver sus reparos. Al respecto Boldrini señala que la mayoría son tendenciosos y los resultados dependen de quien los encargó. Destaca algunas investigaciones que se han hecho sobre niños vegetarianos en Suecia y Alemania donde se ve que las enfermedades disminuyen notablemente y que los niños tienen un excelente desarrollo. Sin embargo también aclara que este es un sistema bastante caro porque si se aplica como debe ser habría que comprar verduras y frutas orgánicas, que son hasta cuatro veces más caras que las corrientes y comer sólo productos integrales y sin refinar (pan, tallarines, arroz, azúcar, etc.) los cuales también tienen un costo más elevado. Asegura que todavía no tenemos la cultura para eso ya que también la leche, huevos, quesos contienen antibióticos, insecticidas, hormonas y plomo. “Hoy el etiquetado en Chile aguanta cualquier cosa nadie controla que eso sea verdad o no... El azúcar rubia antes era de los pobres, valía la mitad, hoy cuesta cuatro veces más y le ponen colorantes para hacerla parecer rubia, hay una irresponsabilidad muy grande en eso”.

El pediatra sostiene que la medicina antroposófica tiene un arte muy grande para manejar el tema de alimentación. “Si tienes un niño que es gordito, torpe para moverse tienes que despertarle su metabolismo, darle alimentos que tengan mucho perejil, cilantro, ajo, cebolla, así le activas el metabolismo y le despiertas el nivel de conciencia. En cambio a un niño que es friolento, flacuchento, enfermizo, le tienes que dar mucho alimento integral muy rico en azúcar: cacao, chocolate; al otro no le puedes dar chocolate, más lo dispersas y hay que concentrarlo. En cambio el flaco está concentrado, es un niño que sufre, complicado, entonces hay un arte en cómo manejar estas cosas... La alimentación no es sólo saciar el hambre sino que darle al espíritu lo que necesita y a cada uno de acuerdo a sus características específicas, temperamentales y de actividad en que están en ese momento”.

Camila Pazdireck hoy tiene 18 años, ya no es macrobiótica ni vegetariana y come de todo. Dice que está feliz de haber sido criada así y que en algunos años más lo más probable es que retome ese sistema de alimentación y que sin duda alguna a sus hijos los criará bajo ese método.

Compartir este artículo

Niños-y-vegetarianismo

Fuente: http://mujer.latercera.cl/2003/03/01/salud1.htm

Link relacionado:
http://mujer.latercera.cl/2003/03/01/salud1.htm


Disponible en sección: Vida Sana

Imprimir: Niños y vegetarianismo



Continua buscando en google o en nuestra web


Web www.conciencia-animal.cl



 



AAA

dodo2013-07-25
no informa tanto

jennifer

Que tranquilizador el comentario del doc2008-10-09
Mi hijo a los 5 años declaró que no comería más animales porque "ellos" nacieron para vivir libres con sus madres no para que se los coman. Al principio le dije que la carne era necesario y que lo hablaríamos cuando creciera pero su "revolución" siguió, retaba al señor de la asaduría por ser asesino y asar pollos y definitivamente me exasperaba ya que podía tener un trozo de carne en la boca media hora y no "lo podía tragar"...

Comencé a averiguar en internet y llegué a la conclusión que cuidando la alimentación no es necesario comer carne...ya que el toma leche feliz, aunque tampoco le gusta mucho el huevo, en tortillas los consume...pero toma jugos de soya, muchas legumbres,etc como decía el doctor es un signo de los tiempos y estos "niños vegetarianos" vienen a romper todo lo establecido y cambiar el planeta...aaaaaaaaaaaah trata de tirar un papel al suelo delante de mi hijo...y debo decir que yo dejé esa costumbre por él así que no creo que sea "influenciado" como mucha gente me lo dice...

Claro aún es una catastrofe ir a comer a casas de familiares o amigos mayores sobre todo al típico asado dieciochero pero al menos su mami lo apoya en comerse un graaaaaaaaaaaan plato de ensaladas

Suerte a todas las madres que se enfrenten a estos "niños indigo"

Paula


ser vegetarino2008-08-23
Soy vegetariana desde la adolescencia, mi hija desde que nacio y note en ella que tiene un sistema inmunologico superior al de los chicos de su edad, es raro que enferme y si ocurre no es de gravedad.

Es facil tratar de fanatico a los padres que son vegetarianos y educan a sus hijos igual, pero parece natural forzar a los niños de chicos a comer carne o cadaveres de animales animales que es lo mismo. Nadie ve lo traumàtico que es para un chico, despues nos admiramos cuando vemos tanta violencia en nuestra sociedad, sumado a otras cosas.Les parece natural que vean como se descogota al pollo, que el niño quizas conocio de pollito y le dio de comer, tiernamente, o vea a la vaca despedazada. Los padres que no respetan y son mayoria, que el chico no quiera carne, no llama la atención y ademas siendo tan dañino, ya que buscando informaciòn, la carne trae infinidad de enfermedades contra la que tanta gente se atasca de medicamentos, pero claro, no es comercial. Si uno compara el aparato digestivo del hombre, no se parece al del animal carnivoro, lo mismo su dentadura, entonces, porque insistir? . Lo extraño no es ser vegetariano, sino el no serlo. Si la alimentaciòn que incluye carne fuera tan sana, creo que no estarian tan arrebatados de enfermos los hospitales.

Alejandra


...2008-03-20
bueno yo tengo quince años y soy vegetariana desde aprox los 7 años.

mi mama nunca me a apoyado, pero igual soy vegetariana aunque nadie mas en mi familia lo es. tambien consumo productos lacteos. xau esta muy buena la pagina xau

eli


quiero ser vegetariana2006-09-25
hola yo me llamo miriam y tambien tengo 13, quiero ser vegetaeiana , pero mi madre no quiere, dice que hay que comer de todo,pero la voy a convencer.He leido mucho sobre este tema y ya estoy preparada, solo falta mi madre que quiera.


que bueno2006-04-20
me llamo laura

tengo 13 años

y apenas tengo una semana que soy ovolacteo vegetariana

quise ser por que vi podria tener mejor vida

laura

tlacojalpan, veracruz


.2006-04-17
www.vocosa.org



animales

Copyright © 2003-2008
Todos los derechos reservados