sanimales

MASCOTAS XL

Médicos veterinarios advierten que el 20% de los perros y gatos domésticos de Santiago padece sobrepeso y obesidad, producto de malos hábitos alimenticios y falta de actividad física. El problema es que el fenómeno va en aumento, lo que incluso ha impulsado al Colegio Médico Veterinario a no descartar el inicio de una campaña.

Al igual que los humanos, las mascotas también deben velar por mantener un peso ideal, pues la obesidad animal puede provocar los mismas dificultades médicas que en el hombre.

Uno de los errores más recurrentes, es suministrar comida casera, generalmente no apta para mascotas, provocando problemas metabólicos que conducen a sobrepeso.

“A mi perrita ‘Puppy’ la alimento con la comida que hay en casa. Come de todo, incluso hasta galletas y chocolates. Últimamente se ha puesto un tanto gordita porque no la saco a pasear mucho. Como medidas de precaución se le suprimió el consumo de pan y la sacamos a pasear el fin de semana”, comenta Pilar González, dueña de una perra Coker.

Conductas como estas suceden a diario en todo el mundo, comenta Luis Tello, docente de Medicina Veterinaria de la Universidad de Chile. “La presencia excesiva de grasa corporal, gatillada por malos hábitos nutricionales y el sedentarismo, trae el fantasma de la obesidad en las mascotas, siendo una de las enfermedades que más se registran en perros y gatos en las clínicas veterinarias”.

Según estudios desarrollados en fichas clínicas de perros y gatos entre 1998 y el 2003, por las universidades Iberoamericana y Mayor respectivamente, las mascotas con sobrepeso bordeaban el 20% en Santiago (no existen estudios en regiones), cifras que van en franco progreso.

Tanto aumentó este problema en los últimos dos años, que diversas universidades que imparten la carrera de veterinaria han incluido cátedras y seminarios para enfrentar de mejor forma el manejo nutricional y el peso de los regalones.

Tendencia en aumento

Mientras el problema de las mascotas con rollos avanza de manera preocupante en nuestro país, en otras naciones el problema ya es mayúsculo, advierte el veterinario Iván López , representante de Hill’s Pet Nutrition (empresa de alimentos para mascotas). “Estudios demuestran que en Estados Unidos los problemas nutricionales han provocado que el 50% de los perros y gatos que se controlan periódicamente sufran obesidad. En Gran Bretaña la frecuencia de perros gordos detectados en clínicas bordea el 30%”, sostiene.

El problema de la obesidad animal está alcanzando los mismos niveles que en los humanos. Las escuelas veterinarias han comenzado a incluir ramos de nutrición en sus mallas para controlar este explosivo fenómeno.

A tal punto ha llegado el problema, que el Colegio de Médico Veterinario no descarta iniciar una campaña nacional para controlar la obesidad animal. “Si no se toman medidas, el problema seguirá aumentando”, advierte Luis Godoy, presidente del organismo.

“Cuando el peso de una mascota está hasta un 15% por encima de su peso ideal, se puede considerar excedida de peso. Si está más del 15% por encima de lo ideal, entonces es obesa. Las causas del sobrepeso pueden ser variadas, por eso es recomendable consultar siempre a un especialista”, agrega.

Godoy advierte que el aumento de peso en las mascotas es normalmente el resultado de un incremento en la grasa corporal, producida por consumir alimentos en exceso y producto de que no queman la energía suficiente por falta de ejercicio.

“Si se obtiene más energía de los alimentos de la que se consume, la diferencia será almacenada como grasa en el organismo”, sentencia.

La mascota que alcanza y mantiene este peso puede llevar una vida más larga, energética y saludable.

Juan Ignacio Egaña, médico veterinario de la Universidad de Chile complementa el cuadro proyectado sobre los trastornos del sobrepeso en mascotas. “El problema de fondo, finalmente radica en las dietas caseras, puesto que no son preparados balanceados y no contienen todo lo que el gato y el perro necesitan, ya que tienen deficiencias en algunas vitaminas y minerales, constituyendo el principal problema a controlar”.

De esta forma, la obesidad se relaciona principalmente con el tipo de alimentación que se proporciona a un determinado animal y la cantidad de alimento suministrado o consumido por la mascota. Es decir, qué y cuánta comida se le da.

Peligros del sobrepeso

El exceso de peso en los perros puede reducir su capacidad de soportar cirugías y recuperarse de enfermedades. Los perros obesos tienen una expectativa de vida más corta que los perros normales.

Al igual que en humanos, el sedentarismo es factor preponderante en la obesidad de las mascotas. Una rutina de ejercicios colabora decididamente en evitar el problema.

Por lo general, la obesidad es el resultado de una ingestión calórica más alta que lo que el cuerpo utiliza para su normal funcionamiento, pero también puede ser resultado de defectos hereditarios (genética), problemas hormonales o glandulares, falta de ejercicio, o una combinación de varios de estos factores.

Si usted posee un animal con evidente sobrepeso, lo recomendable es llevarlo al veterinario para que diagnostique cuál es el origen del problema. El veterinario también determinará el peso ideal para que su perro o gato inicie una dieta adecuada con algún producto para controlar el peso.

Al momento de iniciar una dieta, evite las golosinas, y provea a su perro o gato con una rutina de ejercicios, como salir a caminar, pues además de ayudar de quemar calorías, el animal se recrea y elimina estrés.

Para asegurarse de que estas medidas están funcionando, mantenga un registro de peso semanal o mensualmente. Si no observa ningún progreso en un período de uno a dos meses, consulte nuevamente con su veterinario. Finalmente, elabore un programa para ayudar a su mascota para mantenerse en el peso ideal.

Consecuencias y prevención

En muchas especies animales la obesidad produce serios riesgos para la salud, además de una importante reducción en la calidad de vida, pues trae como consecuencia una serie de enfermedades, como la diabetes mellitus; enfermedades del hígado; alteraciones cardíacas e hipertensión; problemas articulares; mayor susceptibilidad a infecciones; problemas dermatológicos; retención de líquidos; dificultades respiratorias e intolerancia al ejercicio; trastornos reproductivos, intolerancia al calor, entre otras.

Pero el problema no termina una vez llegado al peso ideal, pues luego hay que lograr el mantenimiento de ese peso. Para ello se suministra una dieta de mantenimiento y se debe continuar los controles periódicos.

Aquí resulta recomendable utilizar los alimentos balanceados, por tener una composición uniforme y ser fácilmente dosificable las raciones.

En el mercado existen una serie de alimentos light para las mascotas, que pueden atenuar los problemas. Sin embargo, para evitar estas medidas, la prevención es fundamental y ésta debe comenzar desde los primeros meses de vida de un animal.

Para evitar la obesidad se debe suministrar solamente la cantidad necesaria de alimento para cubrir los requerimientos energéticos, dependiendo de la edad y la raza de las mascotas, además de controlar permanentemente su peso.

El zoológico de Santiago maneja un exitoso plan alimenticio para evitar que los animales sufran sobrepeso. Hoy existe uno solo en esta condición, un jaguar que sufre hipotiroidismo.

Jaguar guatón

En el Zoológico Metropolitano existe sólo un caso de un animal exótico con problemas de sobrepeso. Se trata de un jaguar con hipotiroidismo, el cual está siendo sometido a una estricta dieta alimenticia.

Mauricio Fabry, director del zoológico señala que “desde hace tres años se instauró un programa para evitar casos de obesidad en felinos y otros animales, el cual ha tenido gran éxito, pues todos los demás animales se encuentran en perfecto estado nutricional”.

Los roedores, aves y reptiles también pueden padecer obesidad, sobre todo en condiciones de cautiverio. En el Centro de Rehabilitación de Fauna de la Corporación Por Defensa de la Fauna y Flora (Codeff), tienen media docena de loros a dieta, pues presentan problemas de obesidad producto de la mala alimentación a la que fueron sometidos cuando permanecían en manos de particulares.

Factores que agravan la obesidad

-Castración (por la baja de testosterona, disminuyen la actividad física).

-Alimentos muy palatables aumentan la demanda de alimentos.

-Razas predispuestas.

-Propietarios permisivos, con sobrepeso, ancianos y que viven solos.

-Utilización de distintos tipos y/o marcas de alimentos en el mismo día (esto aumenta el consumo global).

Compartir este artículo

Mascotas-XL

Fuente: Erick Bellido La Nación


Disponible en sección: Mascotas
Recomendamos: www.enbuenasmanos.com/seccion/mascotas.asp

Imprimir: Mascotas XL



Continua buscando en google o en nuestra web


Web www.conciencia-animal.cl



Fotos:

 



AAA

dodo2013-07-25
no informa tanto

jennifer

lukas2006-09-01
hola...saben tengo un pastor ingles de cuatro meses y lo cierto es que mi veterinario me dice que esta bien la dosis de comida que le doy pero yo lo encuentro un poco "gordo", le doy dos medidas de tazas de te en comida docchau al dia (repartidas en tres veces al dia)esta bien? hasta cuando debo seguir esa medida?



animales

Copyright © 2003-2008
Todos los derechos reservados